La Spiraea japónica es un arbusto muy resistente y con poco mantenimiento que florece en verano,  se adapta a todo tipo de suelos.

Las flores blancas son en forma de racimos.

Todas estas spiraeas deben podarse de forma intensa a finales de invierno para mantenerlas compactas. 

PRESENTACIÓN DE LA ESPIREA BLANCA : maceta de 5 litros y de 60 cm.